Posts Maternidad, Sobre mi

Hace 10 años que parí

28/11/2015

Hoy me doy cuenta lo que ha significado para mi tener a mi hija María.

Cuanto aprendizaje,uf.

Si me paro a pensar veo en el primer año mi sombra (como bien dice Laura Gutman) asomándose por cada rincón de mi SER-Madre, enseñándome a saber pedir lo que quiero en cada momento como hace un bebe. Entendiendo como funciona el Amor verdadero, cuando yo creía que “podía” cualquier cosa en mi vida y al llegar María todo se paralizó.

Esa sensación me hizo verme, observarme, cuidarme, llamar a mi madre, pedir a mi marido cosas que hasta ese momento me parecían “tonterías”. Ahora sé que cuando algo es una “tontenría” trae un mensaje muy profundo.

Yo decidí dejarme llevar y zambullirme en la maternidad.

Cada día era una cosa distinta, en ocasiones me congelaba y asustaba por cosas que nunca hubiera pensado, otras veces me sentía la mujer mas afortunada del mundo, y durante mucho tiempo me preguntaba ¿Quien era yo? ¿Qué quería a partir de ahora?, la Raquel anterior había desaparecido de un plumazo.

Ya no me podía duchar cuando quería ni comer o dormir, las pautas las marcaba ella, con tanta intensidad que me sentía desaparecer y al mismo tiempo renacer de una manera muy enriquecedora.

Una de las frases que me han acompañado durante estos 10 años es, ESTO TAMBIÉN PASARÁ.

Ya que cuando estamos en un estado en el que creemos que no lo podemos soportar, o creemos que nos supera, ayuda mucho darse cuenta que nada es para siempre….. Que en algún momento dormirá, comerá y sobre todo crecerá. Y sentirte calmada, acompañada y sostenida reconforta mucho, mucho.

Cuando llegó el momento de vestirse como ella quería me enseñaba a ser autentica, mi hija, decidía colores que yo no hubiera elegido nunca. Combinaciones que yo juzgaba como “horrororas” y ahí estaba RESPETANDO su elección, su autenticidad sin que la mía enturbiara su esencia. Me veía en la calle con una niña vestida con botas de agua en un día de verano o en manga corta y sin leotardos en puro invierno en Madrid.

Durante todos estos años me he visto cambiando constantemente a través de mis hijos. La observación, el amor y respeto ha sido para mi el mejor compañero. Puesto que en cualquier movimiento había una critica y cuando observaba iba desapareciendo, llenándose de ternura, compresión y respecto hacia sus elecciones.

Se dice de la maternidad que es uno de los procesos mas transformadores que existe, así lo creo yo, y por supuesto tiene el poder de colocarnos en lo mejor.

“SOY LA MEJOR MADRE QUE PUEDO SER EN CADA MOMENTO” cuando me doy cuenta, tengo 10 años a mis espaldas con dos seres maravillosos que acompañan mi vida y en compañía de mi marido Dani que sin él esto no hubiera sido lo que es.

Los hijos nos aceptan tal y como somos. Y, nosotros ¿los aceptamos a ellos?

Disfrutando de los momentos presentes nos enriquecemos de la vida y vivir como viven ellos nos hace sentir que la vida tiene sentido.

Gracias, gracias, gracias por elegirme como madre.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: